Pablo Munguía: «Ganar un Emmy fue lo último que me imaginé»

Publicado el

Pablo Munguía en el campus de Valencia de la universidad de Berklee

«La primera vez que participé en televisión fue en los Oscar»

 Pablo Munguía, ingeniero de sonido por  el Instituto Tecnológico de Massachusetts y Berklee, y ganador de 6 Primetime Emmys; es el actual director del máster de producción, innovación y tecnología musical en el campus de Berklee en Valencia.

«Las 4 cosas que un buen productor musical debe tener son personalidad, responsabilidad, integridad y honestidad», así define Pablo Munguía la clave del éxito para llegar lejos dentro del mundo de la producción musical. Él comenzó su carrera en 1998 en el estudio de producción Westlake en Los Ángeles: «Yo era el que traía los cafés y de ahí comencé a subir poco a poco». Allí, Pablo llegó a colaborar con importantes productores musicales como Quincy Jones o David Foster, así como producir para artistas como Ricky Martin, Mariah Carey o Usher. 

Este ingeniero de sonido logró reconocimiento gracias a programas de mezcla y edición de audio como Pro Tools y Ableton. Estos eran programas inestables cuando se empezaron a usar. Pablo Munguía fue quien «empezó a descifrar cómo hacer que estos sistemas empezasen a ser fiables». 

El mundo de la televisión fue un gran salto en la carrera de Munguía. «La primera vez que participé en televisión fue en los Oscars», una oportunidad que le ofreció Tommy Vicari, otro reconocido productor musical con quien colaboró en el estudio Westlake. Tras varios años de trayectoria profesional, Pablo afirma: «trabajar en estos shows es como desarmar bombas, no tienes oportunidad de equivocarte». Él asegura que el día que te equivocas en televisión es «el último día que vas a trabajar».

Pablo Munguía ha sido nominado 16 veces para los Primetime Emmy y ha ganado 6 veces en la categoría de Mejor Mezcla de Sonido en un Programa de Variedades, Música o Especial. Este productor dice que la primera vez que le nominaron «entré en shock, fue algo totalmente inesperado». «Ganar un Emmy fue lo último que me imaginé», confiesa Pablo. «El premio es un reconocimiento bonito, pero al final esa no es la meta». 

Sobre su futuro profesional, este productor revela que le gustaría «trabajar con Paul Mccartney y Ringo Starr», dos de sus grandes ídolos. Aun así, Pablo Munguía tiene muy claro cuál será siempre su objetivo: «hacer lo que me gusta y encontrar maneras de seguir emocionado, no quiero perder la capacidad de asombro».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *