POSIDONIA OCEÁNICA, EL ECOSISTEMA QUE MÁS BENEFECIOS APORTA AL SER HUMANO

Publicado el

El mar Mediterraneo, junto con el arrecife de coral y el mar caribe, es uno de los ecosistemas marinos con mayor biodiversidad y valor natural del planeta. En gran parte, es por ser hogar de la Posidonia Oceánica. La Posidonia es una planta superiora marina que solo habita en el Mediterraneo, y se estima que en sus praderas habitan más de 400 especies vegetales y 1000 animales. Además, es el ecosistema que más beneficios aporta al ser humano, así nos lo cuenta Alfonso Ramos, investigador marino de la Universidad de Alicante.

En España, las praderas de Posidonia más importantes están en las islas Baleares y en la Comunidad Valenciana, pero las zonas de Castellón y Valencia han castigado mucho a la especie. Las causas de su desaparición son consecuencia de acciones de hace más de 50 años. En general, las principales amenazas de esta planta superiora son la pesca de arrastre, los puertos deportivos y la  regeneración de las playas. Pero en concreto, la Comunidad Valenciana se enfrenta a la contaminación del agua que produce el sector agrario. Así lo explica Juan Guillén, Jefe de Investigación del Área Marina del Instituto de Ecología del Litoral.

Las praderas de Posidonia Oceánica están protegidas y han sido catalogadas como especie prioritaria a conservar dentro de la Unión Europea. A pesar de esto, las praderas de Posidonia Oceánica siguen en estado de regresión y han perdido más del 40% de su población en algunas zonas del territorio nacional. Juan Guillen afirma que al comienzo de las investigaciones el panorama era devastador.

A día de hoy, la situación ha mejorado mucho en algunas regiones, como es el caso de Baleares. Pero según Alfonso Ramos, en la Comunitat Valenciana aún queda mucho por hacer para concienciar a la población.

El convenio de Barcelona, creado en los años 80 por la ONU, incluye el protocolo de biodiversidad que protege todas las especies del Mediterrenaeo. Aún así, países del norte de África, como Egipto o El Líbano, han destruido casi el total de sus praderas de Posidonia. Esto es tanto por la falta de investigación en las zonas, como por la situación de conflicto que viven a día hoy. Por otro lado, La Unión Europea creó la Red Natura, que obliga todos los años a los países miembro a cumplir un número de áreas protegidas y mostrar el estado de sus hábitats. Silvia García, del área de ciencias marinas de la organización Oceana, explica que a excepción de Malta, Chipre y Eslovenia, muchos países no han cumplido con los objetivos pactados, entre ellos, España.

El futuro de la Posidonia es incierto. Su crecimiento es muy lento, solo un centímetro por año, por lo que los métodos de prevención actuales siguen siendo ineficaces. Además, el cambio climático que provocará el aumento de la temperatura del mar y la aparición de especies invasoras, son enemigos que ya están presentes en otras regiones del Mediterraneo. Por lo tanto, el desafío al que se enfrenta realmente esta especie dependerá de las implicación de las Naciones y de una sociedad concienciada por el medioambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *