VALENCIA INCUMPLE SUS OBJETIVOS PARA FRENAR EL CAMBIO CLIMÁTICO DESDE 2008

Publicado el

Un camión arrastrado, como consecuencia del paso de un tornado, en la playa de Las Marinas de Denia. Gota Fría de 2019

«La Comunitat Valenciana no está preparada para el Cambio Climático», Jorge Olcina

El Cambio Climático es un fenómeno global que está presente en la Comunitat Valenciana desde los años ochenta. La Generalitat Valenciana no creó su primer plan estratégico para frenar el Cambio Climático hasta 2008, en el cual proponía una serie de objetivos para reducir la emisión de gases. A día de hoy, la Comunitat no ha cumplido ninguno de los objetivos propuestos, ya que todos los años han aumentado las temperaturas. Además, la región bate cada año récords de sequías, inundaciones y lluvias intensas impropias de este clima. «La Comunitat Valenciana no está preparada para las consecuencias del Cambio Climático», asegura Jorge Olcina, experto en clima y jefe del Departamento de Geografía de la Universidad de Alicante.

2019 ha costado casi 700 millones de euros al CCS, y España ya ha superado las 200 víctimas mortales por inundaciones desde el año 2000

Las consecuencias del Cambio Climático son más evidentes y provocan más daños cada año en la Comunitat Valenciana. Uno de los efectos directos es la disminución de precipitaciones y el aumento de días de lluvias torrenciales. Es decir, hay menos cantidad de lluvia, pero crece el número y violencia de las tormentas. Según Jorge Olcina: «En los años años 80 tendríamos unos 10 días de tormentas, y ahora lo normal son entre 15 a 20 días». «Estos son episodios que ponen en peligro la vida de la gente y generan numerosos daños económicos». El Consorcio de Compensación al Seguro (CCS) batió su récord de mayor número de asegurados tras la gota fría de septiembre de 2019, en concreto 67.944 peticiones. Estas lluvias torrenciales afectaron al sureste peninsular, sobretodo a las zonas de Alicante y Valencia. En total, 2019 ha costado casi 700 millones de euros al CCS, y España ya ha superado las 200 víctimas mortales por inundaciones desde el año 2000, conforme a los datos de Protección Civil. Por lo tanto, vistas las consecuencias de la crisis medioambiental en la región, «todos los planes de actuación frente al Cambio Climático son optimistas», afirma Emilio Beladiez, miembro fundador y actual secretario de la asociación medioambiental BIOagrables.

La Generalitat Valenciana creó su primer plan estratégico para frenar los efectos del Cambio Climático en 2008, donde proponía como objetivo reducir la emisión de CO2 a la atmósfera. Con el paso de los años han surgido más planes estratégicos, pero el seguimiento de la Generalitat muestra que las toneladas de emisión de CO2 aumentan cada año. Los principales culpables de esta emisión de gases son la producción de energía, los procesos industriales y la agricultura. Además, el transporte es el principal emisor de CO2 según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica en cuanto a la distribución de las emisiones de los sectores difusos

Todo esto provoca que el clima tienda a un «aumento de la intensidad de los extremos», asegura Samira Khodayar, experta en clima de la Universidad de Valencia. La Comunitat Valenciana sufre un efecto particular, y es el aumento de las temperaturas mínimas frente a las máximas. Esta consecuencia es responsable del aumento de las denominadas «noches tropicales». Estas no suelen bajar de los 20 grados centígrados y desde los años ochenta se han multiplicado por cinco en la costa mediterránea. «Antes habían entre unas 10 o 20 al año y ahora solemos tener 60», asegura Jorge Olcina. Además, ha aumentado la temperatura del mar Mediterráneo, lo cual provoca dos efectos perjudiciales para la Comunitat. El primero, es que el Mediterráneo no disminuye sus temperaturas mínimas, lo que provoca que sea más inestables y surjan lluvias más torrenciales. El segundo, es la aparición de especies animales  y vegetales invasoras, que ponen en peligro la vida y los ecosistemas autóctonos.

Teniendo en cuenta las estimaciones de la ONU, a mediados de siglo habrán 200 millones de personas migrantes por cuestión de clima en todo el mundo

Por otro lado, los datos apuntan que estos cambios también afectan a la economía. Los sectores más afectados en la Comunitat serán la Agricultura y el Turismo. La falta de agua, el encarecimiento del agua dulce y el empobrecimiento de los campos de trabajo son algunas de las posibles consecuencias que afecten al sector. Esto provocará el aumento de los precios de los productos agrícolas, el abandono de zonas rurales valencianas y el cambio de cultivos a otros que se adapten mejor a las condiciones climáticas. En el caso del sector del turismo, la Comunitat dejará de ser atractiva como destino turístico, lo que provocará grandes pérdidas en las zonas de costa. 

Teniendo en cuenta las estimaciones de la ONU, a mediados de siglo habrán 200 millones de personas migrantes por cuestión de clima en todo el mundo. Por el momento, no habrá una solución real hasta que no haya reducciones importantes de las emisiones de gases que incrementan el Efecto Invernadero. Esto incluye a los principales emisores de estos gases, como Estados Unidos, China o India. Por este motivo, la Unión Europea ha pactado un plan de reducción de emisiones de carbono. Este consiste en una reducción de todos sus países miembros en un 80 % para el año 2050. 

Las expectativas para España son positivas, y aún más para la Comunitat Valenciana. Según el experto en clima Jorge Olcina, es posible que Valencia «alcance esta reducción de emisiones cinco o diez años antes». Al final, todos los expertos coinciden en la misma cuestión, y es que el primer paso para solucionar la problemática del Cambio Climático es la educación ambiental. La gente debe ser consciente de lo que está pasado y es muy importante educar a los niños a edades tempranas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *